La Casa de Kruela
Experiencias Sobrenaturales en Kruela

Mientras duermen...

Escrita por: Tere


Experiencia nº 553
EXPERIENCIAS PERSONALES DE TERROR EN LA CASA DE KRUELA
Mientras duermen...
Tere
Esta es una historia real que pasó hace varios años, cuando aún mis hermanos y yo éramos pequeños.

Para esa época yo tenía ocho años, mis padres comenzaban a levantar un pequeño negocio, por lo que muchas veces trabajaban varias horas hasta entrada la noche. Nosotros vivíamos en una humilde colonia de la ciudad, todos los vecinos eran personas muy buenas, colaboradoras y siempre nos tratábamos de cuidar unos a otros, todos, excepto Doña Clemente, una vecina que vivía en una casa de lámina en la esquina de mi cuadra. Era una señora de edad avanzada que detestaba a todos los niños, pero adoraba a los suyos propios y a sus nietos, que eran unos niños groseros y malcriados. Todos los vecinos de la colonia decían que Doña Clemente era bruja , ya que se le solía ver a altas horas de la noche, barrer el patio de su casa con una escoba ardiendo en llamas mientras cantaba o rezaba, algo nadie podía entender, aparte de que siempre rociaba un líquido extraño alrededor de su casa, mientras reía y platicaba con nadie.

Una noche de esas que mis padres llegaron tarde, mi madre se encontró en el patio una bolsa de plástico con algo dentro. Mi madre abrió la bolsa y grande fue su sorpresa al ver que había una hermosa almohada con un gracioso payaso bordado en ésta. Mi mamá dedujo que era una almohada de bebé, ya que el olor que provenía de la almohada era a talco y colonia de bebé; se le hizo bastante extraño que alguien hubiese tirado algo tan bonito, así que mi mamá decidió quedarse con la almohada .

Lo primero que hizo fue dejarlo en uno de los muebles de la sala de la casa y así lo hizo durante una semana, hasta que una noche en la que había visitas en casa y mis padres tuvieron que dormir en camas separadas por falta de espacio, a mi madre se le ocurrió tomar la almohada para dormir con ella, ya que no había más almohadas disponibles.

Transcurrieron las horas y ya entrada la noche mi madre se despertó porque no podía respirar, y grande su sorpresa fue de que tampoco se podía mover, sin embargo sentía que algo o alguien la estaba ahorcando, y su desesperación crecía más por la falta de aire. Quería gritar y pedir ayuda a mi papá que dormía en otra cama cerca de la de mi madre, pero no podía gritar, no podía moverse..., entonces para sus adentros comenzó a orar y a pedir a Dios que la ayudara, que le hiciera saber qué era lo que le estaba haciendo daño.

De repente, como una cinta de película ella comenzó a ver al payaso que tenía por almohada, y en lugar de un simpático payaso, lo que vio la horrorizó aún más: Se había transformado en un payaso con una sonrisa totalmente demoniaca, y su rostro desfigurado de forma totalmente diabólica. Mi madre siguió orando aún más y en eso recordó un relato de la biblia que dice: El nombre de Dios es como una torre fuerte, quien diga su nombre será salvo. Entonces con las últimas fuerzas que le quedaban intentó gritar el nombre de Dios, gritó tan fuerte que despertó a mi papá muy asustado, mi mamá desesperada tomó la almohada y la tiró por la ventana, prendieron la luz y mi mamá le contó todo a mi papá. Mi mamá tenía la marca amoratada de unos dedos largos alrededor de su cuello , pero mi papá no le creyó nunca, siempre dijo que lo más seguro es que hubiera sido ella misma quien se estaba ahorcando mientras dormía. Al otro día buscaron la almohada para quemarla, pero nunca la encontraron.
 

Pasaron 10 años, nos cambiamos de casa y el suceso quedó como una mala pesadilla. Para esa época tenía yo un novio y nos estábamos conociendo; en una plática le pregunté que dónde él vivía, y me respondió que en una colonia que coincidía con la colonia en la que yo anteriormente vivía. Yo le comenté que yo viví por muchos años en esa colonia y le dí las refencias del lugar exacto donde era mi casa. El me preguntó si vivía cerca de la casa de una bruja llamada Clemente, yo le respondí que sí, entonces él me contó una historia que me dejó sorprendida, lo que dijo fue lo siguente:

"... Hace muchos años esa bruja odiaba tanto a los niños que hizo una una hermosa almohada con un payaso bordado, la perfumó con productos para bebé, pero la almohada tenía un un embrujo. La bruja tiraba la almohada en el patio de la casa de alguna persona que tuviera niños, las personas recogían la almohada y  varias veces la ponían en la cama de los niños, y al otro día, el niño que se había acostado con ella, amanecía muerto de asfixia. Cuando querían tomar la almohada para quemarla, ésta nunca volvía a aparecer...."

Me sorprendió mucho oírle contar esa historia, ya que yo no le había comentado absolutamente nada, y lo más seguro es que yo le hubiese creído, a no ser porque eso le pasó a mi madre. Según sé, nunca pudieron hacer nada contra Doña Clemente, ya que no tenían pruebas contra ella, pero todos sabían que ella era la culpable.

Querida Kruela, quisiera saber su opinión sobre esta historia real y si acaso sabe otro caso parecido a éste.
Saludos a todos

Tere
  Nota de Kruela

Hola Tere, la historia que cuentas se asemeja a otras donde efectivamente se usa la brujería. Algunos usan muñecos sin embargo la almohada es un motivo muy relacionado con el niño, ya que era aparentemente de bebé y olía a productos de bebé. Cualquiera hubiera entendido que serviría para su bebé. El hecho de que fuera tu madre quien viviera esa experiencia lo hace más creíble que si fuera un niño, porque los niños tienen mucha imaginación y es muy difícil saber qué se está imaginando y qué es real.

También he de decirte que son muchas las experiencias que se descubren que no son únicas al cabo del tiempo, en tu caso porque tu novio te contó lo que parecía una leyenda y resultó que en tu propia casa había una víctima de esa brujería.

Me preguntas también si hay más casos y por lo que yo he visto en esta misma web hay varios que relatan historias parecidas (y el payaso es un elemento común).

Otras Experiencias Sobrenaturales   (Recomendadas)
Llamada telefónica al programa de radio La Mano Pe Víctima de la brujería
Noches interminables "Toño" No creía en la Ouija.
La niña en la puerta Un hombre lleno de amor.
¡Quiere matarme! El niño en la carretera.
Tenemos Compañía. El Tunche.
ENTONCES ¿QUÉ ERA? ¿UN DUENDE U OTRA COSA...? El demoníaco perro negro.
Mi primer fantasma, la dama blanca en mi casa. Una caricia en el rostro me despertó de madrugada
La risa del diablo. Aparición en mi casa.
"Anita" Una voz me avisó desde el otro mundo...
Un fenómeno que no comprendo. La doble.
La despedida de mi madre. Un ángel.
" La hermana muerta" Niña.
ANITA Y SU ¿AMIGA IMAGINARIA?. Mi recuerdo de infancia.
El Cuco cumplió su promesa. La sombra siniestra
Gatos en bolsas. Fiesta en el cementerio
INVOCACIÓN. Historias de hospital
Historias breves de "aparecidos". ¿Por qué me pasan estas cosas? ¡AYUDA!
~ ~ La llegada de la Muerte ~ ~ Apariciones en el centro recreacional.
Información: Problemas con la página Mi abuelo
Una Inesperada Compañía El reecuentro con un amigo... que fallecio
La noche antes de morir Mi experiencia jugando Libro Rojo