La Casa de Kruela
Experiencias Sobrenaturales en Kruela

Invocar a Cupido y no cumplir las reglas

Escrita por: Bea (España)


Experiencia nº 662
EXPERIENCIAS PERSONALES DE TERROR EN LA CASA DE KRUELA
Invocar a Cupido y no cumplir las reglas
Bea (España)
21/02/2003
Hola Kruela me llamo Bea y me encanta la página y sobre todo las historias. Allá va la mía que me ocurrió hace cinco meses:

Mis amigos y yo desde que teníamos unos ocho o nueve años jugábamos a un juego que se llama ´´Cupido´´ (el dios de amor) y nunca me había pasado nada de nada. El juego consiste en que supuestamente se invoca a Cupido y le tienes que hacer preguntas y él te responde con un SI o con un NO. Dejé de jugar desde entonces hasta este año.

Todo empezó una tarde de verano, casi de noche, que fuimos siete amigos al campo y se nos ocurrió invocar a Cupido. Nos dirigíamos hacia el campo todos mis amigos, pero todos tenían muchísimo miedo, pues es un campo que llega a dar al Cerro de los Ángeles (en Getafe). Yo, que era y soy muy miedica no tenía nada de miedo y no sé el por qué. Cuando llegamos al sitio al que queríamos ir empezamos a invocarle. En este juego hay unas reglas que nadie me ha dicho que existen pero me vinieron a la mente y si no se cumplen pueden pasar cosas. Algunas de estas reglas eran que cuando una persona está haciendo la pregunta nadie puede hablar, no se pueden quitar las manos, no se puede estar alrededor mirando, y no se puede marchar sin que Cupido te lo diga .

Pues bien, mis amigos no cumplieron ni una. Yo fui la única que se tomó esto en serio y al final, cuando nos íbamos a marchar lo hice con una amiga, ella y yo y le preguntábamos que si nos dejaba ir y nos decía que no, así hasta un buen rato.

Cuando nos marchábamos íbamos en dos grupos, yo y un amigo delante y los demás atrás; de repente un amigo dijo escuchar, nos quedamos todos en silencio y se escuchó una mujer que lloraba y al momento reía, pero los que estaban atrás oyeron a un bebé llorar. Luego fui al servicio de mi casa y era verano y no hacía nada de aire pero, no sé cómo la cortina se levantó y vi a un hombre totalmente blanco (que no tenía color ni en la ropa) que me sacó el dedo pulgar hacia arriba como si me quisiera decir: ¡muy bien!

Dejé pasarlo hasta que un día, con otra amiga, le expliqué qué me había pasado y ella me dijo que quería invocarle para hacerle unas preguntitas (porque todo lo que me dijo a mí las otras veces anteriores ocurrieron en verdad).

No pasó nada, todo salió bien. A la mañana siguiente me explicó mi amiga que se lo enseñó a su madre y como su madre creía que era un juego de mentira lo hizo. La madre rompió una de las reglas más importantes: quitar las manos. Las quitó varias veces y la última vez que lo hizo se apagaron las luces y se cerraron todas las puertas.

Mi amiga se asustó muchísimo y quisimos volverlo a hacer. Mi amiga le preguntó que si ella le caía bien y él contestó que no, y yo se lo pregunté y me contesto que sí. De repente le dije a mi amiga:
- Imagínate que no quiere contestarnos... ¿qué hacemos?

Mi amiga se quedó en blanco y lo volvimos a hacer, esta vez le dijimos:
- Cupido, ¿estás ahí?
Y nos contestó que sí, y le empezamos a preguntar y no nos contestaba. Yo estaba con miedo y dije:
- Bueno, como no contesta vamos a hacerlo otra vez por si nos ha salido mal, lo más seguro. -Y quitamos las manos sin que él nos contestara. De nuevo, lo volvimos a hacer y le pregunté otra vez si yo le caía bien y esa vez me dijo que no. De repente me entraron ganas de ir al servicio y cuando fui y abrí la puerta vi al mismo hombre totalmente en blanco haciendo el mismo gesto que la otra vez, pero esta vez el dedo hacia abajo como si quisiera decirme que muy mal.

Desde esa vez no lo hice más, pues me empezaron a pasar cosas paranormales como que mi gato me bufaba sin razón alguna, veía como un trozo de persona y desaparecía al momento, oía ruidos, en clase oía cómo me llamaban, hasta en los exámenes, y mis amigos no eran pues lo oía muy alto, tan alto que el profesor lo oiría perfectamente, y luego muchas cosas más pero ya creo que he ocupado mucho espacio, ¿no?.

Kruela, ¿a qué crees que se debió todo esto? ¿Fue mi imaginación o puede que ocurriera en realidad? ¿conoces este juego? ¿es maligno?

Por favor Kruela, publica esta historia y contéstame a las preguntas.
Muchos besos y muchas gracias por leer mi historia.
Atentamente: Bea&Michy
 
  Nota de Kruela

Bea, invocar a un espíritu se llame Cupido, Ernesto o Elvis es lo mismo, invocas a un ser que puede ser bueno, malo, juguetón... y en cualquier caso siempre es peligroso. El hecho de que la gente juegue tiene que ver con la curiosidad -como la tuya- y las ganas de vivir experiencias, pero no todo el mundo soporta igual la tensión que produce estas experiencias. Puedes incluso no notarlo pero llevar el nerviosismo por dentro. Tú misma dices que eres miedosa aunque en ese momento no tuvieras miedo, pero el miedo se lleva por dentro y el subconsciente hace que no se vaya, que estés más alerta, que cualquier detalle nimio pase a ser importante... y así acabas escuchando cosas que generalmente no oyes porque no les prestas atención, etc...

También hacer espiritismo es abrir una puerta al más allá, de forma que en ocasiones se dice que el espíritu se queda en el lugar donde se le ha invocado y se puedan ver cosas raras. Podría haber sido tu imaginación, y de hecho si esto te sirve es la mejor opción para olvidarlo y seguir viviendo sin miedo, pero en cualquier caso la sugerencia es que no juegues más a invocar a los no vivos. Te irá mejor. Si te sirve para desahogarte puedes enviar otro e-mail con las experiencias que has vivido a partir de ese juego, siempre y cuando te sirva para analizar cada detalle y consigas exorcizarte de tus demonios y quitarte el miedo. Saludos.


Otras Experiencias Sobrenaturales   (Recomendadas)
Llamada telefónica al programa de radio La Mano Pe Víctima de la brujería
Noches interminables "Toño" No creía en la Ouija.
La niña en la puerta Un hombre lleno de amor.
¡Quiere matarme! El niño en la carretera.
Tenemos Compañía. El Tunche.
ENTONCES ¿QUÉ ERA? ¿UN DUENDE U OTRA COSA...? El demoníaco perro negro.
Mi primer fantasma, la dama blanca en mi casa. Una caricia en el rostro me despertó de madrugada
La risa del diablo. Aparición en mi casa.
"Anita" Una voz me avisó desde el otro mundo...
Un fenómeno que no comprendo. La doble.
La despedida de mi madre. Un ángel.
" La hermana muerta" Niña.
ANITA Y SU ¿AMIGA IMAGINARIA?. Mi recuerdo de infancia.
El Cuco cumplió su promesa. La sombra siniestra
Gatos en bolsas. Fiesta en el cementerio
INVOCACIÓN. Historias de hospital
Historias breves de "aparecidos". ¿Por qué me pasan estas cosas? ¡AYUDA!
~ ~ La llegada de la Muerte ~ ~ Apariciones en el centro recreacional.
Información: Problemas con la página Mi abuelo
Una Inesperada Compañía El reecuentro con un amigo... que fallecio
La noche antes de morir Mi experiencia jugando Libro Rojo