La Casa de Kruela
Experiencias Sobrenaturales en Kruela

Consecuencias de la ouija

Escrita por: Carla


Experiencia nº 813
EXPERIENCIAS PERSONALES DE TERROR EN LA CASA DE KRUELA
Consecuencias de la ouija
Carla
Hola Kruela, la verdad es que no acostumbro a enviar emails a las páginas web, pero en esta oportunidad haré una excepción, debido a que aún tengo en la retina y en mis oídos y sobre todo en mi piel lo que con mi esposo y unos amigos vivimos el año pasado.

Te felicito por la originalidad de esta página y del buen gusto que tienes para quienes quieren pasar un momento a solas con el miedo.

Consecuencias de la ouija

Definitivamente, cuando recuerdo lo sucedido, mi corazón late a mil por hora y comienzo a revisar la casa por todos lados, acompañada siempre de mi fiel gato, ya que si se pone nervioso, es porque algo pasa (me refiero a mi gato como guía, debido a que su raza "ragdoll" es muy, pero muy floja, no se mueve ni se molesta si lo tomas en tus brazos; son geniales y claro está, que los felinos cuidan el mundo de los muertos, o algo así).

Con unos amigos decidimos ir unos días de vacaciones a Quintero, un balneario que se encuentra en la Quinta Región de Chile, arrendamos una casa bellísima con 4 dormitorios, alejada de la playa pero muy cerca de un bosque; todo perfecto, mi esposo, mis amigos y esa casa tan linda. Ya al acostarnos, sentimos con mi esposo que una bolita de vidrio caía al piso y corría por la habitación; pasó como 4 veces hasta que no aguantamos y nos fuimos al living a pasar el susto con unos tragos; al llegar allá estaban todos conversando con sus pijamas y con un vaso de algo en sus manos, todos con miedo y comentando el ruido de la famosa bolita... por lo que yo pregunté si es que habían escuchado el ruido desde nuestro dormitorio y contestaron, no, fue en el de cada uno de ellos , al decir esto; no pasan ni dos segundos y sentimos que cientos de bolitas caen al mismo tiempo y en el mismo lugar en que estábamos; todos palidecimos y nos fuimos corriendo al dormitorio de nosotros, unos gritaban o lloraban o simplemente transpiraban; todos estábamos encima de la cama cuando comenzó lo peor.

Sentimos cómo por los muros de toda la casa golpeaban tan fuerte que los cuadros se llegaban a mover, algunos cayeron y todos gritabamos descontrolados, y nadie recordaba que faltaba un amigo nuestro, que en vez de entrar corriendo con nosotros, entró sólo a la pieza donde el dormía con su pareja, que obviamente estaba a mi lado. Mi esposo se calmó y los golpes habían cesado, cuando recordó que su compadre estaba solo y fue a buscarlo y no pasaron 30 segundos desde que había salido del cuarto que comenzaron de nuevo estos terribles golpes, pero acompañados esta vez de gritos y cortes de luz; fue horrible, yo gritaba llamando a mi marido para que se apurara; se cortó la luz definitivamente y entran corriendo a la pieza gritando: ¡¡¡Ahí viene!!! cerrando la puerta y comenzaron a empujarla para cerrarla, porque algo estaba haciendo fuerza para entrar, fue un forcejeo que duró una eternidad; hasta que paró todo, volvió la luz y la calma.

Lo primero que hicimos al salir de la habitación fue ponernos lo primero que pillamos y salir corriendo de esa casa maldita, llegamos al centro del pueblo y decidimos quedarnos despiertos hasta que amanezca para regresar a buscar nuestras cosas; además teníamos que esperar a unos amigos que llegaban ese día, no comunicamos por celular y nos juntamos en el plaza principal y fuimos todos juntos, ellos no creían lo que nos había pasado, hasta que llegamos a la casa.... las puertas estaban abiertas y al entrar todo estaba tirado por todas partes, nuestra ropa, los muebles, la comida estaba por lo muros, las ampolletas de toda la casa estaban reventadas y el olor que había era asqueroso. Tomanos nuestras cosas y nos fuimos inmediatamente a hablar con quien nos había recomendado esa casa y nos había cobrado por pasar la peor noche de nuestras vidas...

Le contamos todo, nos miró seriamente y dijo:
- ¡Aaaahh! ¡entonces es verdad!
Mi marido furioso le dice: ¡Qué mierda es verdad! casi nos matan y tu solo dices ¡aaahhh! ¡es verdad!
Este tipo nos mira y dice:

- Lo que pasó fue que el año pasado con unos amigos tuvimos una sesión de espiritismo, cuando preguntamos quién eres el espíritu contestó, " somos muchos "; y no faltó el que sugirió la idea de dar vuelta el vaso a ver qué pasaba. Esa noche nos fuimos de carrete con unas amigas y a una de ellas se le apareció un grupo de personas, más bien sombras, pero nadie la pescó; y ella nos preguntó qué onda la casa, porque algo había que antes ella no había notado y le contamos que no despedimos al o a los que habíamos contactado y ella dijo: amigo, tu casa está cargada y la dejaste con nuevos dueños, mejor vámonos de aquí y traete un curita antes de que la habiten de nuevo.... ¡sorry compadre! - le dijo a mi marido – no te dije nada, porque necesitaba la plata y nunca pensé que realmente una legión se iba a adueñar de la casa.

El puñete que le dio mi marido fue el único acto de violencia que yo he apoyado en toda mi vida.

Carla

Otras Experiencias Sobrenaturales   (Recomendadas)
Llamada telefónica al programa de radio La Mano Pe Víctima de la brujería
Noches interminables "Toño" No creía en la Ouija.
La niña en la puerta Un hombre lleno de amor.
¡Quiere matarme! El niño en la carretera.
Tenemos Compañía. El Tunche.
ENTONCES ¿QUÉ ERA? ¿UN DUENDE U OTRA COSA...? El demoníaco perro negro.
Mi primer fantasma, la dama blanca en mi casa. Una caricia en el rostro me despertó de madrugada
La risa del diablo. Aparición en mi casa.
"Anita" Una voz me avisó desde el otro mundo...
Un fenómeno que no comprendo. La doble.
La despedida de mi madre. Un ángel.
" La hermana muerta" Niña.
ANITA Y SU ¿AMIGA IMAGINARIA?. Mi recuerdo de infancia.
El Cuco cumplió su promesa. La sombra siniestra
Gatos en bolsas. Fiesta en el cementerio
INVOCACIÓN. Historias de hospital
Historias breves de "aparecidos". ¿Por qué me pasan estas cosas? ¡AYUDA!
~ ~ La llegada de la Muerte ~ ~ Apariciones en el centro recreacional.
Información: Problemas con la página Mi abuelo
Una Inesperada Compañía El reecuentro con un amigo... que fallecio
La noche antes de morir Mi experiencia jugando Libro Rojo