Búsqueda personalizada


Galeria nº 15
Usuario:
GALERIA DE PSICOPATAS Y ASESINOS EN LA CASA DE KRUELA

Ted Bundy

TED BUNDY
El galán de Seattle 

Ted Bundy (Theodore Robert Bundy, de nacimiento Theodore Robert Cowell) nació con la sensación continua de rechazo por parte de su joven madre, una secretaria que se quedó embarazada a los 22 años sin estar casada.  La joven Eleanor Louise Cowell pasó los últimos meses de su embarazo en un el hogar para madres solteras Elizabeth Lund, en Bulington (Vermont). Nació el 24 de noviembre de 1946 y se trasladaron a casa de los padres de ella en Filadelfia. Allí tuvo que soportar que su propia madre, por los prejuicios de la época, lo hiciese pasar por su hermano para disimular ante el resto de los vecinos. Terminó criándose en casa de su abuelo, un maltratador que pegaba a su abuela y al propio Ted. Eran muy puritanos pero... de qué sirve el puritanismo si lo que se practica es el maltrato.

Cuando tenía 4 años su madre y él se trasladaron a vivir a casa de unos parientes en Tacoma (Washington), y legalizaron sus nombres cambiándolos levemente. Eleanore lo acortó como Louise Cowell, y Ted pasó a llamarse Theodore Robert Nelson. Un año después, en mayo de 1951, la madre se casó con un carnicero llamado Johnnie C. Bundy, y Ted tomó el apellido de su padrastro. En cualquier caso, igual que le pasara al actor Jack Nicholson, Ted creció en sus primeros años creyendo que su madre era su hermana y que su abuela era su madre. Descubrir la verdad volvió a Nicholson un actor histriónico, pero en Bundy fue diferente porque contaba con un abuelo maltratador.

Eleonor y Johnnie tuvieron cuatro hijos, cuatro hermanos para Ted, cuatro hermanos que él creía que eran sobrinos, y de los que tuvo que ocuparse por ser el mayor cuando salía de la escuela. Su relación con el carnicero no era en absoluto íntima y de confianza.

Ted con su madre y sus "sobrinos" (en realidad, hermanos)
 

Retraído, tímido, fue creciendo entre una tendencia al aislamiento. Terminó de graduarse con buenas notas y consiguió una beca para la Universidad en Washington. Se trasladó allí e hizo un curso intensivo de chino. Sus notas eran buenas. En 1967 conoce a la que sería el amor de su vida, su primera amante: Stephanie Brooks. 

Estaba enamorado de Stephanie Brooks pero ella le rechazó porque tenía metas muy claras en su vida y Ted no era lo suficientemente bueno en sus estudios. No era el marido idóneo. Ted tenía 20 años cuando le rompieron el corazón. No conseguía la licenciatura y trabajó en unos grandes almacenes entre otros lugares. Él, que tenía por delante un futuro, ahora no era nadie. Más adelante trató de volver a empecinarse en conseguir superarse en los estudios pero eso no le sirvió para su propia meta, que era, ni más ni menos, que Stephanie. No dejaba de ser un estudiante mediocre. Además, en aquella época, en 1969, Ted se enteró de quién era en realidad: no era el hermano de Louise, sino su hijo. Sus padres no eran sus padres, si no sus abuelos.

Estuvo saliendo durante cinco años con Meg Anders, una chica divorciada y tímida que trabajaba de secretaria. La relación no era del todo seria, Ted salía a veces con otras chicas y Meg era consciente de ello. Cierto día Meg habló de Ted con un amigo, y éste le confesó que según palabras de Bundy lo que sentía por ella no era lo mismo que lo que sintió por Stephanie, que Stephanie era la única mujer a la que amó y amaba aún.

De 1969 a 1972 Ted trabajó en varios colegios de abogados, se metió en campañas políticas e incluso salvó la vida un niño de 13 años de morir ahogado en un lago. Era un buen tipo para todo el mundo, simpático, con futuro... justo lo que quería Stephanie. Así fue como -habiendo seguido el contacto- Stephanie le vio con otros ojos, retomaron su relación, lo que hizo que hasta la madre de Ted estuviera felicísima del futuro de su hijo. En diciembre de 1973 Ted y Stephanie se casaron. Se fueron de viaje de luna de miel y a los pocos días la chica volvió a casa temblando horrorizada... su honeymoon no fue lo que esperaba. Ted la había maltratado, agredido, ignorado y humillado. Ted había comenzado su venganza. Se casó con ella para repudiarla. Stephanie había pagado el dolor que le había producido aquel primer rechazo cuando no era "suficiente" para él.

Él ya frecuentaba los ambientes pornográficos -disfrutaba de la pornografía sobre todo con adolescentes parecidas a Stephanie-, el sadomasoquismo... Curiosamente a su alrededor todo era fantástico, las chicas le adoraban, era guapo y atento... Sólo Stephanie conocía al otro Ted, y este Ted se convirtió en un voyeur, un mirón desde la oscuridad que buscaba jovencitas parecidas a Stephanie.

El 4 de enero de 1974 la víctima con mayúsculas fue Joni Lenz. Ted abrió la puerta con una palanca, la asaltó en su propia habitación del campus, la violó metiéndole en la vagina la pata metálica de una cama, y a golpes con la misma palanca la dejó en coma para no recuperarse jamás.  El día 31 del mismo mes vuelve al Campus, rapta a una chica que no será encontrada hasta un año después, totalmente desmembrada.

Lynda Ann Healy
víctima

Nada hacía sospechar que ya estaba harto de su incompatibilidad con el mundo y el 31 de enero de 1974 cometió otro asesinato. Lynda Ann Healy se tomó unas cervezas con unos amigos en una taberna popular entre los estudiantes del campus. Se marchó antes que los demás para irse a la cama. Se quería acostar pronto porque a la mañana siguiente tenía que acudir a su trabajo en la radio donde era locutora. El despertador sonaría a las 5.30, pero su compañera de habitación no escuchó ni un solo ruido aquella noche hasta ese momento. Primero sonó el despertador y poco después el teléfono, preguntaban por Lynda, llamaban de la radio, no había acudido... Aquello movilizó a todos, los padres de Lynda dieron parte a la policía. En el estudio de la habitación la policía llegó a descubrir unas pequeñitas manchas de sangre en la almohada y en un camisón que estaba colgado en el armario, pero Lynda no estaba allí. Ted se había llevado su cuerpo.

Se dedicaba a merodear por el Campus universitario de Seattle, y durante la temporada de primavera y verano de 1974 muchas jóvenes estudiantes desaparecían.

Este impresentable (irónicamente, de buena presencia) perseguía chicas, las atacaba preferiblemente en sus propias habitaciones y en ocasiones las secuestraba, para después de asesinarlas, sodomizarlas ya fuera con su pene o con un objeto. Además las mordía.
Una de sus novias conocidas fue Elizabeth Kendall

 
Mientras asesinaba chicas, salía con otras, y éstas sólo tenían palabras amables para con él: "romántico" era una de ellas. Con esta premisa se acercaba sin problema a las mujeres y comenzó a atacar a cualquier hora del día o de la noche. Pasó a asaltar a las chicas metiéndose en una residencia de estudiantes donde una noche llegó a atacar en cuatro habitaciones diferentes matando a dos chicas. En aquellas incursiones practicaba el sadomasoquismo con las víctimas, golpeándolas con un martillo o cualquier cosa que estuviera a su alcance, las violaba penetrándolas con su miembro o el objeto que estuviera a mano... cualquier aberración salvaje le valía para disfrutar mientras torturaba a sus víctimas. Dos de las chicas murieron, y las otras dos, también debido a los martillazos, quedaron en coma.

Una de sus tácticas era estropear el coche de la chica elegida y estar en el lugar apropiado cuando ésta se daba cuenta. Él se ofrecía a ayudarle y aquello terminaba en asesinato. Pero la táctica más conocida era la de hacer creer que tenía un brazo roto y pedir a alguna mujer que le ayudara a conducir su coche, un Volkswagen del 68. Cuando había testigos oculares del chico que pedía ayuda, justamente en aquella zona había desaparecido una chica. Pero todas se fiaban de él, tanto es así que mientras torturaba y asesinaba a algunas jóvenes, salía con otras, teniendo varias novias que le servían para seguir pareciendo el joven perfecto.

 

Janice Ott
víctima
Denise Naslund
víctima

En agosto de 1974 fueron encontrados los restos del cuerpo de otras chicas en las aguas de la lago Sammamish State Park (Washington). Costó identificarlas, aquello eran dos cadávereres ya a trozos, parte de dos cráneos, de la mandíbula, huesos del muslo... Eran Janice Ott y Denise Naslund. Cuando la policía investigó, los testigos oculares dijeron que a Janice la habían visto con un tipo guapo que le pedía ayuda para llevar su coche porque tenía mal el brazo. Exactamente lo mismo hizo con Denise Naslund, acercarse a ella con un supuesto brazo roto y pedirle que le ayudara. En total fueron 12 jóvenes las que asesinó antes de marcharse a Utah.

Como la mayoría de estos asesinos, cambió varias veces de ciudades y recorrió Washington, Oregon, Utah, Idaho, Colorado y Florida secuestrando y asesinando mujeres

Melissa Smith
víctima
El 18 de octubre de 1974 desapareció Melissa Smith, la hija de 17 años del Jefe de Policía de Midvale (Utah), Louis Smith. El hombre siempre estaba preocupado por su hija, que se aburría como estudiante y a su parecer se podía meter en algún peligro. Efectivamente Melissa fue encontrada muerta nueve días después, estrangulada y sodomizada. 

Las similitudes entre los asesinatos de Utah y del estado de Washington llamaron la atención de la policía local de Utah, que se puso en contacto con los investigadores de Washington. Los crímenes parecían haber sido realizados por la misma persona. Gracias a los testigos tenían, además, un nombre, un tal Ted que solía estar hablando con algunas de las chicas desaparecidas junto a su coche.

Laura Aime
víctima
Trece días después de Halloween desapareció otra joven de 17 años, Laura Aime. El día de Acción de Gracias fue encontrada muerta en las montañas Wasatch, al lado del río. De su cadáver podían percibirse los mordiscos que había recibido en la cabeza y en la cara. Fue además sodomizada. Al estar en el agua no había pruebas para tener un sospechoso. No había sangre porque el agua se la había llevado.

Durante unas vacaciones él y su entonces novia, alquilaron un apartamento en una playa de Florida. A esta chica la maltrataba y con ella practicaba el sadomasoquismo consentido. En esas mismas vacaciones Ted se marchó un día a la playa, se ligó a un chica que acabó en un almacén violada y asesinada. Al terminar volvió a la playa y repitió lo mismo: se ligó a otra chica, la llevó al almacén, la violó y la mató. Después regresó al apartamento y esa noche salió a cenar con su novia, como una pareja ejemplar.

Carol DaRoch testificando contra Ted Bundy en el juicio

Una de las versiones más extendidas en la red es que intentó secuestrar a la joven de 18 años Carol DaRonch haciéndose pasar por un policía llamado Roseland. Llegó a colocarle una esposa, la metió en el coche y le dijo que le llevaba al cuartel de la policía por ser "sospechosa" de algo... pero ésta se percató de que no iban en la dirección adecuada y suplicó por su vida. La respuesta de Bundy fue golpearle y amenazarle. A pesar de todo Carol consiguió no sólo escaparse del auto tras forcejear con él y darle una patada en los genitales para ganar tiempo,  sino, además, apuntar la matrícula de la furgoneta que Ted había robado. Corrió por la carretera hasta conseguir parar el coche de una pareja a la que pidió ayuda. 

La versión que ofrece el documental sobre la vida de Ted Bundy, de A&E, cuenta que en cuanto subió al coche y le puso una esposa, la chica consiguió escapar rápidamente.

A Ted le detuvieron por intento de secuestro pero tuvieron que trasladarlo a Colorado porque estaba pendiente de un juicio de asesinato en la persona de Carol Kimball.

Carol Kimball
víctima
 

A su detención en Colorado corresponden estas famosas imágenes:
se puede apreciar que Bundy sonríe

En Colorado, puesto que era abogado, pidió defenderse a si mismo. Fue aceptado, y un día pidió permiso para acudir a la Biblioteca de la Corte para trabajar en su propio caso. Se lo concedieron y Ted aprovechó para escaparse por la ventana. Durante seis días permanece desaparecido hasta que vuelven a cogerlo y lo devuelven a prisión. Aun así Bundy consigue hacerse con una sierra pequeña con la que abriría un agujero en el techo de su celda y escapó de nuevo, esta vez para conseguir llegar hasta Florida.

En Florida aprovecha su libertad para volver a las andadas. Había perdido el control.

Se convirtió en un fugitivo buscado por el F.B.I.

Los periódicos se hicieron eco de la noticia. Tras su escapada volvió a asesinar a dos chicas entrando en las habitaciones donde estaban alojadas (de nuevo en campus universitarios). Se trataban de Lisa Levy y Margaret Bowman.

Kimberly Diane Leach, 12 años

Finalmente cometió su último asesinato en la persona de un cría... una niña de 12 años llamada Kimberly Diane Leach a la que metió en la furgoneta. A la pequeña la violó, la torturó y la mató, pero olvidó borrar sus huellas dactilares y la abandonó en un campo.

Cerca de él se encontraba David L. un policía que al ver la matrícula de la furgoneta supo enseguida que era la que pertenecía al hombre que había sido delatado por la joven que logró huir del asesino. El oficial llamó al Cuerpo para pedir ayuda y allí encontraron todo aquello que delataba que Ted Bundy era un asesino, desde sangre hasta huellas.

Fue detenido y no reconoció nada, hablaba del tema como si no tuviera nada que ver con él, sin embargo daba detalles como si hubiera sido un espectador. Poco a poco siguieron los interrogatorios donde los detalles cada vez eran más reveladores, y los psiquiatras le estudiaban mientras los americanos escuchaban en las noticias nuevas y terribles verdades sobre los actos cometidos por Bundy.

Según contaron los psiquiatras que estudiaron su caso, Ted Bundy tenía dos vidas paralelas que vivía como dos realidades distintas, al más puro estilo Jekyll y Hyde. Además, un odontólogo forense aportó la prueba más contundente: sus dientes coincidían con los bocados que daba a sus víctimas. 

En 1979 Bundy dijo haber asesinado a veintitrés mujeres aunque se le acusó de catorce. Las chicas que elegía solían tener cierto parecido físico a Stephanie, de pelo oscuro y largo, pero Bundy llegó a decir que cuando las mataba toda su ira iba contra su propia madre, aunque lo que estaba haciendo era matar una y otra vez a Stephanie.

Se le hicieron muchos tests psiquiátricos que dieron como resultado una esquizofrenia. Al llegar al a cárcel los presos se metían con él, le amenazaban, le escupían y le llamaban asesino de niños.

La madre de Ted en el juicio

El juicio se prolongó, su estancia en la cárcel también, y la pena tardó en ejecutarse diez años. Todo esto lo consiguió el propio Bundy haciéndose cargo de su defensa. Fue condenado a la silla eléctrica y la cárcel recibió más de mil peticiones para estar en la sala de ejecuciones para ver cómo moría Bundy.

Aun así tuvo, incomprensiblemente, una legión de fans. El 9 de febrero de 1980 se casó con Carol Ann Bonne Bundy (en la foto, con gafas), una de sus seguidoras fanáticas, en prisión, con la que, además, tuvo un hija. En esa época fue declarado culpable por la muerte de la pequeña Kimberly, y finalmente se divorciaron.

El 24 de enero de 1989 Bundy fue ejecutado en la silla eléctrica, y en las ciudades de Jacksonville y Tallhallassee (de donde eran algunas de sus víctimas) los vecinos hicieron un gesto de repulsa contra el psicópata encendiendo velas y mecheros al tiempo que la radio pedía a la gente que apagara todos los electrodomésticos para que la electricidad llegara con todas sus fuerzas hasta la silla eléctrica (algo que los ciudadanos hicieron encantados). No sólo lo hicieron, sino que contaron hacia atrás para saber el momento justo de la ejecución en voz alta a las afueras de la prisión, y cuando Bundy ya era un cadáver, el gentío gritó de alegría y se vieron algunos fuegos artificiales.


Algunas otras de sus víctimas (no están todas) hubo más.
Era guapo, caía bien y a veces parecía desvalido. La gente le creía. Hay que tener cuidado. Al final ya podían leerse letreros como estos donde su ejecución se esperaba con la alegría de una fiesta:

El verdadero final de Ted Bundy

Ted Bundy ya electrocutado

TED BUNDY EN EL CINE
carteles

TED BUNDY en LIBROS

Curiosidades
* Sus primeros delitos fueron por una cleptomanía (como siempre, innecesaria)
* El Volkswagen Cucaracha del 68 de Bundy se vendía en 1997 por 25.000 $
* Fue llamado el "Picasso" de los asesinos múltiples.
* Fue detenido 3 veces, la última es la que ya fue definitiva. En las anteriores salió en forma preventiva y en otra escapó de la cárcel.
* Se le atribuyen cerca de 20 crímenes en Estados Unidos y otros 28 en Canadá.
* Cuando se confesaba, dijo que en su época de voyeur sentía vergüenza después de haber estado observando a las jóvenes ya fuera en las duchas como en las clases de gimnasia.
* Su padre, al que nunca conoció, era un veterano de las Fuerzas Aéreas.

Enlaces Relacionados

Audio
-
Historia de Bundy narrada por Juan Antonio Cebrián

YouTube
-
Vídeo testimonio de víctima superviviente de Ted Bundy (inglés)
- Biografía A&E, partes -1-  -2-  -3-  -4-  -5- (inglés)

Webs
-
FotoAlbum cronológico de Ted Bundy (con texto en inglés)
- Ted Bundy en CrimeLibrary (inglés)

Descargas
-
Descarga película "Ted Bundy"

© Kruela
VOLVER A PSICOPATAS Y ASESINAS
Nota: muchas imágenes de la web han sido encontradas sin conocer la procedencia de su dueño o enviadas por lectores. Se ruega que de conocer el copyright se nos comunique para poner su nombre o, en caso de no estar de acuerdo en ilustrar la página, eliminarlas inmediatamente. Gracias.
 
Comentarios publicados


Usuarios más activos
Experiencias
Cuentos
Leyendas urbanas
Leyendas coloniales
Miscelanea
Psicopatas y Asesinos
Biografias
Entrevistas
Opciones Usuario
Ultimos comentarios registrados


Nuevas Experiencias